Futuros profesionales con corazón

En toda esta labor es fundamental desarrollar la parte más humana de esta labor, ya que se trata de personas que por su situación son depdendientes y probablemente también más vulnerables emocionalmente.

La labor docente de los profesionales que guían a los alumnos en este camino, es centrarse en esta formación de los mismos como PERSONAS, inculcándoles valores de vida, coherentes con el ideario San Ignacio que pone a la persona en el centro.