Proyecto Educativo

 

El Centro de Formación Profesional San Ignacio de Loyola procura una educación basada en el humanismo cristiano que atiende al desarrollo total y armónico de la persona, de acuerdo con la concepción cristiana del mundo y de la vida, abierta a la búsqueda de la Belleza, la Verdad y el Bien. 

Proporciona una formación en virtudes y valores que contribuyen al desarrollo integral de la personalidad de sus alumnas y alumnos. Una educación que tiene como fin desarrollar las capacidades propias de cada uno, consolidar su identidad antropológica propia de una forma madura y responsable, que le permita integrarse con criterio e iniciativa propias en la sociedad, adoptando libre y responsablemente sus propias decisiones. 

  

Imagen2 grado medio0 fp-basica-invernadero

 

El Centro de Formación Profesional San Ignacio promueve una educación en valores capaces de mover la voluntad, procurando el desarrollo de hábitos, actitudes, virtudes y valores a través de todas las actividades educativas, mediante su Plan de Formación y Pastoral, de la Acción Tutorial, de la Orientación Psicopedagógica y del Plan de Convivencia. 

La normativa de disciplina del Centro, que forma parte del Reglamento de Régimen Interior, persigue sobre todo establecer un marco de convivencia entre todos los que componen la Comunidad Educativa y su crecimiento como personas y ciudadanos libres y responsables. 

San Ignacio desarrolla una metodología pedagógica abierta y flexible, en constante actualización, revisión y evaluación en función de las características y necesidades de los alumnos. Para ello desarrolla un Plan de Atención a la Diversidad, un Plan de Compensación Educativa y una Programación de Aulas de Pedagogía Terapéutica para los diferentes ciclos. Desarrolla metodologías de trabajo cooperativo y trabajo por proyectos y apuesta claramente por la utilización de las nuevas tecnologías en la educación para la consecución del objetivo fundamental del Centro que es el crecimiento de la persona.